Maravillo extracto del capítulo Chesterton profético, de Dale Ahlquist, presidente de la American Chesterton Society, incluido en Chesterton de pie, recientemente publicado en CEU Ediciones

En un ensayo de 1910 en el Illustrated London News, encontramos a Chesterton diciendo: “Nunca me he arrogado el don divino de la profecía.” (Illustrated London News, 10 de mayo de 1930). Sin embargo, en el mismo artículo escribe: “Cuando la gente comienza a desdeñar la dignidad humana, no tarda en comenzar a desdeñar los derechos humanos”.
Lo que hace ver que, aunque nunca se considerase profeta, sí que lo era. En su libro sobre William Cobett, Chesterton cuenta que Cobbet vio cosas que todos vemos, solo que él las vio antes de que ocurrieran.
Como suele suceder, cuando Chesterton escribe sobre otro autor, se está describiendo a sí mismo simultáneamente. Nosotros también observamos las cosas que Chesterton vio, solo que él las vio antes de que ocurrieran.
Él miraba el estado general de las cosas en que se hallaba, pero también veía con anticipación, muy específicamente, muchas otras cosas que ahora podemos comprobar nosotros.
Y esto incluye las cosas más extrañas:

“Si la palabra Google es una evidencia científica de la existencia de un conocimiento científico preciso en un área definida, no es menos científica por ser grotesca”. (Illustrated London News, 9 de agosto de 1930).

Y, por supuesto, se casó con una mujer llamada Blogg.

Ahora en serio, Chesterton predijo algo que suena misteriosamente a Internet. Reconoció en su época que la prensa tenía un gran poder y que ese poder pertenecía a los pocos que poseían y que controlaban los periódicos más importantes. Pero en 1920, Chesterton dijo que llegaría un día en el que existiría una forma barata de transmitir información a un gran número de personas. Dijo, no sé cómo funcionará. Puede ser escribiendo en el cielo, hasta donde alcanzo. Pero ese día, “The Times”
irá por detrás del tiempo. Cuando dice “The Times” se refiere al Times de Londres o al New York Times. El Times irá por detrás del tiempo. De esta forma, Chesterton predijo Internet sin cables, escribir en el cielo, y la caída del periódico.

Comments are closed.