Las bibliotecas digitales nos dan acceso a miles de obras en castellano. Entre las funciones de estas bibliotecas se encuentran la preservación y almacenamiento para evitar la pérdida de contenidos valiosos; la digitalización de colecciones analógicas para ampliar su uso en la sociedad de la información; y, por supuesto, la accesibilidad en línea, pensando en los beneficios que obtienen de esa información los ciudadanos, los investigadores o las empresas.

El MECD clasifica estos recursos en tres grandes grupos: prensa histórica, patrimonio bibliográfico e Hispana (iniciativas de digitalización existentes en España). Estas son algunas de las más importantes:

Biblioteca Digital Mundial: creada por la UNESCO y la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos, tiene un catálogo enorme y recursos geniales, como líneas cronológicas o mapas interactivos.

Biblioteca Digital Hispánica: recurso de la Biblioteca Nacional de España. De acceso libre, nos permite leer o descargar libros y documentos impresos entre los siglos XV y XIX, manuscritos, grabados, revistas…

Proyecto Gutenberg: aunque predominan el material en Inglés, también dispone de muchos documentos y obras en otros idiomas, entre ellos el castellano. Destaca la posibilidad de descargar los materiales en formatos digitales, como el EPUB.

Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes: multitud de recursos entre libros, periódicos y revistas y estudios críticos y de investigación (alrededor de 135 mil registros).

Este post de @JulianMarquina enumera las veintidós más populares en nuestro país. 

Captura

Negocios de fotografía creado por Tirachard – Freepik.com

Comments are closed.