La relación del mítico Picasso con los toros es tan fuerte que se repite a lo largo de toda su carrera artística. Su contemporáneo el poeta José Bergamín llegó a llamarle “matador de toros de la pintura”, y es considerado como el pintor por excelencia de la corrida. Desde que pintara con tan sólo 9 años El pequeño picador amarillo hasta su obra maestra el Guernica, el toro fue una constante en su obra con una importante carga simbólica.

CEU Ediciones presenta ahora Picasso y los toros, una breve obra que profundiza en el simbolismo taurino de la obra del pintor malagueño de mano de la historiadora Violeta Izquierdo, en el día en que el mundo entero recuerda y homenajea a Picasso en el 40º aniversario de su muerte.

 

Más sobre Picasso y los toros

 

Comments are closed.