Actas Congreso Católicos y Vida Pública nº XVI. La familia siempre: desafíos y esperanzas

VV. AA.

ISBN: 978-84-15949-86-2

Colección: Actas Congreso Católicos y Vida Pública – Nº: 16

Nº de Páginas: 540

La institución familiar tuvo un protagonismo singular en 2014: la ONU lodeclaró Año Internacional de la Familia y el Sínodo de los Obispos de laIglesia Católica le dedicó su III Asamblea General Extraordinaria. Tambiéndesde el XVI Congreso Católicos y Vida Pública –La familia siempre: desafíos yesperanza– se quiso poner de relieve la situación que hoy vive tan importanteinstitución en el ámbito social, cultural, político, económico y religioso. En susdiferentes ponencias magistrales, mesas redondas, comunicaciones o debates,se analizaron los desafíos a los que se enfrenta y se ofrecieron propuestasgeneradoras de esperanza.En la primera ponencia, el ex Ministro de Justicia, Alberto Ruíz Gallardón,aseguró que le dan “asco” los motivos que hayan podido provocar la retiradadel proyecto de Ley para la Protección del concebido y de los derechos de lamujer embarazada: bien “porque lo haya promovido un lobby económicoo porque alguien haya podido pensar que es un beneficio electoral”. En lasegunda, la francesa Ludovine Dutheil de La Rochère, Presidenta de La Manifpour tous, nos indicó “la necesidad y la obligación que tenemos los católicosde defender nuestros principios”. Y en la tercera, el ex Ministro chileno deDesarrollo Social, Bruno Baranda, nos advirtió de que “el gran reto que tienela familia en la actualidad es cumplir su misión en un mundo de cambios, decrisis” y apeló a que “debemos afrontarlos con valores y referentes, para lo quees necesaria una sólida formación”.Como broches finales, las palabras de clausura del Presidente de la ConferenciaEpiscopal, el Cardenal y Arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, queagradeció “la vocación del matrimonio y de la familia en la doctrinacristiana” y a la vez manifestó su preocupación por el creciente proceso de“desinstitucionalización” del matrimonio. Y, cómo no, las comprometidasy valientes palabras del Manifiesto con que despedimos siempre estosCongresos: “afirmamos que la familia es la unión y comunión de dos personas,hombre y mujer, comprometidos en el proyecto de formar un hogar dondebrote el don de la vida a través de los hijos”; “reconocemos a la familia comola principal escuela de humanidad”; “denunciamos la intromisión del Estadoen la educación afectivo-sexual de los niños y jóvenes, mediante la infiltraciónen los ámbitos educativos de la ideología de género, así como la falta depolíticas familiares justas y adecuadas en nuestra sociedad, donde prima unaconcepción materialista que excluye de la vida social la búsqueda de los valoresy dimensiones de trascendencia propias del ser humano”.

Comments are closed.